8/4/15



LA LUZ DE GRIMANESA AMORÓS

Desde Nueva York y con la inspiración de una aurora boreal islandesa, la artista Grimanesa Amorós llegó al sexto FIVAC para compartir con el público del festival los videos e instalaciones que ha hecho por lugares tan diversos como Finlandia, Israel y China.

"Santana me invitó para la pasada edición, pero no pude venir. Sabía que tenía que estar en una forma física este año por el respeto que le tengo a Cuba. Este es un festival muy organizado y de calidad, la mayor cantidad de instituciones deberían apoyar este proyecto. Festivales como estos son muy importantes porque es acerca del videoarte y eso es tecnología y en ciudades como Camagüey que, a lo mejor la tecnología no puede ser la última, es importante ver estos festivales que dan el apoya a la gente joven para ser parte de un mercado global."

Grimanesa presentó una parte de su serie de los Uros, inspirada a partir de una visita a su país de origen: Perú. Durante un recorrido por el lago Titicaca se sintió muy impresionada por los totora, una planta que existe en toda la zona y de la que dependen comunidades para la construcción de sus casas y canoas.

Su trabajo con la luz comenzó por la idea de compartir con las personas la visión que tuvo de la aurora boreal en Islandia. “Hago mi propia secuencia de luces, no la que viene en el programa. Para mí es como hacer música.”

Para crear cada pieza valora el espacio y la historia del lugar donde será expuesta. La instalación no queda entonces como un ente aislado del contexto, sino que se integra armónicamente a la vida del sitio.

Grimanesa encuentra un motivo para crear en momentos específicos que capta en su trayectoria diaria. “Soy una persona con mucha curiosidad. Cuando camino por las calles me fijo en la arquitectura, los colores, las personas, las formas y en la naturaleza. Para mí la naturaleza es perfecta, es un juego y un romance para llegar a la perfección. También veo lo que hacen otros artistas porque me da una visión para crear mi propio lenguaje.”

Como artista no se circunscribe a depender solo de una galería para exponer cada una de sus instalaciones, encuentra posibilidades infinitas en la cooperación con fundaciones, empresas e instituciones que otorgan una libertad creativa a los artistas. Obras suyas han estado expuestas en lugares tan contrastantes como museos, plazas y hoteles.

La primera visita de Grimanesa Amorós a Cuba comenzó por Camagüey. Sus videos, esferas, líneas y luces dejaron el anhelo de encontrar la creación en cada instante de la vida.

Fuente: Oficina del Festival Internacional de Videoarte de Camagüey

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal